26 de diciembre de 2012

10 ESTRATEGIAS DE MANIPULACIÓN MEDIÁTICA NOAM CHOMSKY

Avram Noam Chomsky (Filadelfia, Estados Unidos, 7 de diciembre de 1928 - ) es un lingüista, filósofo, matemático y activista estadounidense. Es profesor emérito de Lingüística en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX, gracias a sus trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva. Es, asimismo, reconocido por su activismo político, caracterizado por una fuerte crítica del capitalismo contemporáneo y de la política exterior de los Estados Unidos. Se ha definido políticamente a sí mismo como un anarquista o socialista libertario. Ha sido señalado por el New York Times como "el más importante de los pensadores contemporáneos",





10 ESTRATEGIAS DE MANIPULACIÓN MEDIÁTICA

1. La estrategia de la distracción

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones.

Este método también es llamado “problema-reacciónsolución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.
  
5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad.
 
La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Leer más...

16 de diciembre de 2012

ARGENTINOS, FELICITACIONES POR ESTE DOBLETE


Liberación de la Fragata Libertad y el triunfo de los especuladores de los fondos llamados "buitres".
Nada menos que en tribunales de justicia internacional de EE.UU. y Hamburgo(Alemania).

Es también un triunfo y un ejemplo para los países de América Latina de esta sangría que están viviendo los pueblos sometidos a los bancos internacionales FMI, Banco Mundial, BID derivada de deudas públicas inmorales, indeseables, ilegitima... IMPAGABLES e INCOBRABLES.



“No pueden digerir que exista el Estado”
Para el actual embajador en Francia, el ataque de los fondos buitre contra Argentina es parte de “la resistencia externa porque reapareció el Estado, que demostró que es posible salir adelante dando por tierra con las teorías neoliberales”.







Ferrer: “Tras esta experiencia, ojalá aparezca
 legislación que modifique este
 sistema enfermo”.
Por Raúl Dellatorre
Aldo Ferrer es actualmente embajador argentino en Francia, pero a lo largo de varias décadas de coherente y lúcida defensa de la economía nacional –con la producción y el empleo como objetivos centrales– se ha convertido un referente de quienes se opusieron al modelo neoliberal. Respecto de la forma en la que el gobierno nacional resolvió el problema de la deuda a partir de 2005 y los factores de poder que hoy debe enfrentar en el exterior, como los fondos buitre y el apoyo que éstos reciben en algunos círculos financieros, incluso domésticos, Ferrer opina: “En realidad, la resistencia que viene de afuera es por la reaparición del Estado, y las críticas se basan en las creencias viejas que dicen que un país periférico como el nuestro tiene que hacer lo que le dicen”. El economista y embajador apuntó, respecto del fallo del Tribunal de Hamburgo y la forma en que Argentina va logrando superar los escollos que le presentan los grupos financieros especulativos, su esperanza de que “pueda aparecer legislación en algún lugar donde modifique este sistema enfermo, en el que los fondos buitre aparecen como infectando aun más la situación”.
En una entrevista que concedió a la agencia Télam, señaló que ese protagonismo estatal “va más allá de cumplir con los pagos de la deuda, hemos demostrado que un país puede salir adelante solo, con políticas acertadas de producción y de empleo, y eso es muy difícil de digerir”. El economista, autor de libros que están entre los más estudiados y citados sobre economía argentina, sostuvo que la imagen que tiene hoy Argentina, después de haber cancelado el último compromiso de pago de deuda del año, “es la de un país que cumple y lo hace con recuperación de soberanía interna, reestructurando deuda, con la pesificación del sistema financiero, nacionalizando el sistema jubilatorio, YPF, en síntesis, recuperando el Estado”.
“Esto –agregó– es lo que caracterizó la situación posterior a la crisis del 2001, la reaparición de un Estado con capacidad de hacer política económica sobre la solidez del modelo, y eso, para los intereses de algunos, es inaceptable.” Agregó que “por eso, más allá del barullo que arman, lo importante es lo que hacemos fronteras para adentro. Nos estamos ubicando en el mundo de forma dinámica, la relación con Brasil, la posición en América latina, y esto hay que consolidarlo”.
Según el actual embajador en París, “nosotros hemos dado por tierra con todas las teorías neoliberales, hemos demostrado que un país puede salir adelante solo, con políticas acertadas de producción y empleo. Argentina escribió una historia distinta y esto genera un recelo porque hizo lo contrario de lo que se dice que hay que hacer. Argentina desmontó este andamiaje del neoliberalismo y esto es muy difícil de digerir”.
Ferrer postula que “las malas políticas son inducidas en parte por el mismo sistema financiero porque, por ejemplo, cuando se creó el euro, muchos entraron en una senda de endeudamiento y terminaron con burbujas especulativas que los dejaron sumidos en la crisis que viven ahora. Lo sorprendente es que en la Unión Europea no terminen de ver cuál es el verdadero origen del problema. Todo eso que se dice de salvatajes, paquetes de ayuda, en realidad consiste en seguir tomando créditos sabiendo que no van a ser pagados. Es como un casino, donde ponen la plata y, bueno, el casino estalló con esos refinanciamientos que no resuelven el problema”.
Leer más...

13 de diciembre de 2012

URUGUAY PAÍS DE PRIMERA…

Autor Laberinto Social

Según Mujica son pobres los que tienen mucho...

Según INE la canasta familiar para una familia tipo anda en el entorno de los 50 mil pesos (aproximadamente 2500 dólares) con un dólar estimado en 20 pesos uruguayos por cada billete norteamericano.
  1. El 75% de la población anda en el entorno de los 10 mil pesos. (500 dólares)
  2. Más del 50% de los jubilados ganan menos de 5 mil pesos.
  3. El trabajo sin restricción es de 68% es decir personas que poseen un trabajo estable, el resto son: vendedores ambulantes, zafrales, precarios, desocupados, indigentes, etc. Este 32% no aporta al BPS.

Con estos datos, mas allá que somos incondicionales de CUBA, nuestro nuevo paradigma es tener el privilegio de ser indigente en Suiza.

COMPAREN…

El "lujo" de ser pobre en Suiza
Hay alarma en la Confederación Helvética porque uno de cada 10 habitantes lo es. Desde una perspectiva latinoamericana llama la atención cómo se mide el fenómeno

De acuerdo a los criterios helvéticos, actualmente, sobre una población total de 8 millones, 1 millón son pobres. En respuesta a esto, el gobierno federal anunció un Programa Nacional de Lucha contra la Pobreza pero, desde una perspectiva latinoamericana, lo que ciertamente llama la atención son los altos estándares de lo que es considerado un ingreso mínimo vital social.

El mes pasado tuvieron lugar en la capital, Berna, deliberaciones tendientes a fijar las pautas del plan que se aplicará desde marzo de 2013 para erradicar la pobreza, con la participación de representantes de los cantones y municipios, sindicatos, asociaciones patronales, ONG y hasta personas directamente afectadas por el problema.

El plan pondrá el acento en la formación, especialmente de los niños y jóvenes socialmente desfavorecidos. El objetivo es que todos logren obtener un diploma profesional (oficio). En complemento con esto, se pondrá el acento en la inserción profesional y en la integración social.

Aunque recién ahora se lanza un plan a nivel nacional, el Estado no ha estado en absoluto inactivo. El grueso de las personas con carencias recibe asistencia social. Inclusive, una de las medidas en estudio es aumentar la ya existente asignación por hijo llevándola de los 200 francos suizos actuales a 300 (de unos 214 a 321 dólares, aproximadamente).

En el año 2005, Suiza superó por primera vez una cifra considerada tope psicológico de personas en situación de pobreza y en riesgo de caer en ella: un millón. El anuncio sacudió el tablero político. Como es de suponer, los partidos de izquierda se inclinaron por aumentar las ayudas sociales, mientras que a la derecha se manifestaban la preferencia por el estímulo al crecimiento económico.

Para los especialistas suizos, la clave es la integración al mercado del trabajo. Pero “si se lo hace artificialmente, fuera de las leyes del mercado, esos puestos pueden resultar de poco rendimiento para los empleadores y pueden desaparecer”, advertía Anne Küng, una analista de mercados de trabajo de la Secretaría de Estado para la Economía. Lo crucial, por lo tanto, es la formación ya que la mayoría de los pobres son personas con empleos de baja productividad, mal remunerados.

Caritas Suiza es una de las entidades no estatales más activas en materia de auxilio a estas personas. Por aquel entonces, su director Jürg Krummenacher, decía: “La pobreza en Suiza es una pobreza relativa. En un país rico es muy difícil decir que uno es pobre”.

En el año 2007, Caritas encomendó a dos especialistas la elaboración de un informe sobre la pobreza. Una de las investigadoras convocadas, Christin Kehrli, licenciada en Historia Económica y Social, decía: “Lo que más me impactó fue la constatación del alto número de personas en situación de pobreza o en riesgo de pobreza, porque no se las ve en la calle. Me sorprendió ver que la pobreza estaba tan bien escondida, que es un tabú tan grande”.

“Las personas afectadas por la pobreza intentan que los demás no las vean. Se repliegan cada vez más sobre sí mismas”, agregó. Una consecuencia de esta actitud es acentuar la exclusión social. “En Suiza, la percepción de la ayuda social está ligada a una cierta estigmatización (y) a la vergüenza y al orgullo de poder satisfacer sus necesidades por sí mismo, incluso si la situación es difícil”, decía Kehrli.

La estimación de Cáritas es que más del 50% de las personas que están en condiciones de recibir ayuda estatal no la solicitan.

Umbral de pobreza
En coincidencia con el anuncio del Plan Nacional de Lucha contra la Pobreza, la Oficina Federal de Estadística  (OFS por sus siglas en francés) publicó por primera vez un análisis completo de la pobreza.
El resultado es que en 2010 Suiza tenía 600.000 pobres (7,9%) es decir, personas con ingresos inferiores a 2.250 francos suizos por mes (unos 2.400 dólares) para un individuo solo y 4000 (4.282 dólares) para un matrimonio con dos hijos menores de 14 años).

Además, un millón de personas están en riesgo de caer en la pobreza. En este segundo caso, el umbral es de 2350 francos suizos por mes (u$s 2516) para una persona sola y 5000 (5353 dólares) para una familia tipo.

Para fijar estos límites, las autoridades helvéticas utilizan dos estándares internacionales: el del Eurostat (la Unión Europea) que considera pobre a la persona cuyo ingreso es inferior al 60% del promedio del país, y el de la OCDE, que fija ese límite en el 50% de ese ingreso medio.

En el primer caso, los pobres representan el 14,2% de la población: un millón de personas. Si se toma el criterio de la OCDE, el porcentaje desciende a 7,6%.

La pobreza afecta entonces aproximadamente a uno de cada diez suizos, una cifra que impacta en ese país y explica la movilización en torno al tema.

Es pobre (según la definición oficial de la OFS) “la persona que no tiene los medios para adquirir los bienes y servicios necesarios para una vida social integrada”. El riesgo de pobreza, dice la propia OFS, “es por lo tanto visto como una forma de inequidad”.

Mínimo vital social  
Se habla de un “mínimo vital social”  y de que la persona que no lo alcanza padece de “privación material severa”, un concepto cuya aclaración es por demás interesante:

“La tasa de privación material severa se define como la ausencia, por razones financieras, de al menos 3 elementos de los 9 de las siguientes áreas”, dice el organismo, que las detalla así:

1. capacidad de hacer frente a un gasto imprevisto de un monto de 2000 francos
2. capacidad de solventar una semana de vacaciones anuales fuera del domicilio
3. ausencia de retraso en pagos (cuota de un crédito, alquiler, servicios, mensualidades, etc)
4. capacidad para solventar una comida compuesta de carne o pescado una vez cada dos días por lo menos
5. capacidad para calefaccionar convenientemente el domicilio
6. posesión de un lavarropas
7. posesión de un televisor a color
8. posesión de un teléfono
9. posesión de un vehículo
La falta de 3 elementos de la lista anterior, determina que una persona se encuentre por debajo de lo que en Suiza se considera una existencia digna.
El listón es alto evidentemente. Para la Confederación Suiza de Instituciones Financieras de Acción Social (CSIAS), el mínimo vital debe tanto garantizar la existencia material cuanto promover la integración social y profesional.

Su lista es muy similar a la de la oficina de estadísticas. Un ingreso mínimo debe solventar:
Las necesidades de base (alimentación, bebidas y tabaco –sic)
Vestimenta y calzado
Consumo de energía
Limpieza y mantenimiento
Compra de artículos corrientes
Gastos de salud (medicamentos sin receta)
Transporte
Teléfono
Ocio y formación (televisión, deporte, juguetes, cine, mascotas)
Cuidados corporales (artículos de aseo personal, peluquería)
Equipamiento personal (artículos de oficina por ejemplo)
Bebidas consumidas fuera del hogar
Otros (por ejemplo, la cuota de una asociación, regalitos)

La autora del citado informe de Cáritas cree que en Suiza “la pobreza es sobre todo un problema de repartición de la riqueza”. El país tiene recursos para que todo el mundo viva bien, dice, pero hay “una distancia muy grande entre los ricos y los pobres”. 

Leer más...